miércoles, 9 de marzo de 2011

LA TEORÍA DEL PANADERO

La teoria del panadero o más argumentos en contra de un diseñador inteligente y a favor del azar.

Cuando vemos una barra de pan, podemos imaginar que existe alguien que ha cogido harina, agua, sal, levadura y un horno para crearlo. Pero no solo eso, también hay que destacar el escaso despilfarro de estos ingredientes.
Poniendonos en el lugar de los escritores de la Biblia y teniendo en cuenta sus escasos conocimientos, es lógico que pensaran que tendría que existir un creador que "mezclara los ingredientes" que fueran necesarios para crear un mundo con sus paisajes, animales y hombres.
Hoy dia tenemos muchos más conocimientos que los que se tenían en tiempos bíblicos. Conocemos un sistema solar, una serie de galáxias y todo un Universo INFINITO. Y teniendo una visión global de ese Universo, uno no puede evitar recordar la frase de Carl Sagan: "¡Cuanto espacio desperdiciado". Y es cierto: ¿que sentido tine crear tantos planetas, satélites, estrellas, quasars, pulsars, galáxias, agujeros negros para tener un puñado de humanos en un minusculo planeta impercepible desde, nada más, Júpiter?. ¿Realmente hay alguien que se crea que es imprescindible la creación de Plutón, Deimos, Ceres o Andrómeda para hacer posible la existencia humana?.
El "pueblo elegido" incluso Jesús de Nazaret y todos sus apóstoles vivieron sin saber de la existencia del infinito número de astros que existen en el Universo. ¿Para que los creó Dios?
La existencia de esa inmensa cantidad de "astros inútiles" demuestra lo absurdo de la idea de un diseñador y lo lógico de un mundo habitado gracias al azar. Me explico.
Si vemos una barra de pan en un entrono limpio, podemos pensar en la existencia de un panadero; pero si vemos un paisaje salpicado de montones de harina de distinto tamaño, charcos de agua, zonas a distinta temperatura y entre todo este paisaje caótico vemos algo parecido a un pan, es lógico pensar que en ese lugar ha coincidido la harina, agua y calos suficiente para crearse el pan de forma aleatoria.
De igual forma en un Universo infinito, con una variedad de estrellas infinita, cada una de ellas con una gran cantidad de planetas, etc, etc, no es de estrañar que en, al menos uno de estos planetas surja la vida. Y si en eses planeta hay una cantidad inmensa de formas de vida a lo largo de 5.000 millones de años, no es de extrañar que al menos una de esas formas de vida sea inteligente. Y entre los miles de millones de seres inteligentes a lo largo de 150.000 años de existencia, no es de extrañar que alguno de ellos comience una revolución cultural que inicie una civilización como la nuestra mientras muchos de esos mismos seres inteligentes siguen viviendo en la edad de piedra.
Estamos rodeados de ejemplos de cosas que funcionan gracias al azar, en entornos de en los que abunan las cosas "que no funcionan" (por lo menos, bajo nuestro concepto de lo que funciona y no funciona).
Y ahora la pregunata sería ¿Y porqué la vida ha surgido en este preciso planeta en donde estoy yo?; pues porque si hubiese sido en otro planeta, en ese planeta habría una persona que se preguntaría lo mismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada