sábado, 22 de noviembre de 2008

EL PAPEL DEL AZAR EN LA EVOLUCIÓN

La Teoría Sintética de la Evolución afirma que los motores de la evolución son el azar, la capacidad de transmitir las características de una especie a sus descendientes mediante la herencia y la adaptación al medio.
Por lo que he leído por la red y he dialogado con los amigos, el punto más controvertido para acabar de aceptar esta teoría es, esto del "azar". Y es que es bastante difícil de entender que, algo que se deje a la suerte, sea capaz de llevar a una especie "por el buen camino" cuando lo infinítamente más probable es que tome caminos erróneos.
Yo tampoco tenía claro lo del "azar"; por eso era más lamarquista que darwinista (he de confesar que a la hora de pensar en alguien que "dirija" la evolución, me parecía más razonable que esa dirección la realizasen los propios seres vivos, que un ser sobrenatural que lo mismo podría ser Dios, que Zeus, que Odín, etc), pero ahora tengo mucho más claro.
Para empezar, yo, más que hablar de "azar" hablaría de "diversidad"; en la que, no cabe duda, que el azar juega un papel muy importante, pero no exclusivo.
Normalmente, esa diversidad, las distintas especies, la obtienen de la "mezcla" de los genes de los progenitores de los individuos que las forman. Por ejemplo:
Todas las mujeres son diferentes; y entre sus diferencias están la mayor o menor facilidad en parir. Hay algunas que mueren de parto y otras que paren con extraordinaria facilidad (se les caen los niños de camino al hospital, según ellas mismas cuentan). Esta característica, como todas, se heredan de madres a hijas. Sin embargo, las mujeres de parto difícil tienen más dificultades en tener hijos (muchas mueren en el primer parto) mientras que las de parto fácil, pueden y de hecho tienen muchos más hijos que las anteriores. Esto hace que las mujeres de parto difícil vayan desapareciendo y las de parto fácil vayan siendo mayoritarias en la población. En definitiva este mecanismo demuestra que la especie humana evoluciona lentamente a tener partos tan fáciles, como el resto de los mamíferos.
Claro, todo esto siempre que el hombre no intervenga dificultando esta selección natural ayudando a parir a las mujeres con dificultades, mediante la cesárea (que no estoy en contra ni mucho menos, solo digo que la intervención humana en cualquier ámbito, no solo el humano, trastorna la evolución de los seres vivos: los animales evolucionan hacia la desconfianza y la vida nocturna por culpa de la caza, otros animales evolucionan hacia el "sedentarismo" por culpa de los zoológicos, etc).
Respecto al azar, yo entiendo dos tipos: el que afecta a los genes de los individuos y el que afecta el medio en donde estos viven. Un ejemplo del segundo caso sería, la "mala suerte" que tuvo este planeta cuando hace 60 millones de años, cayó un meteorito que extinguió a los dinosaurios permitiendo la evolución de los mamíferos y con ellos al hombre. Si ese meteorito no llega a caer, los dinosaurios aún dominaría en planeta y quizás hubiesen evolucionado hasta llegar a un dinosaurio inteligente con sentimientos religiosos y convencido de haber sido creado por un Dios, a su imagen y semejanza.
En lo que respecta al azar que afecta a las mutaciones, las mutaciones genéticas existen: las vemos en la formación de células cancerígenas, la acondroplasia, los distintos tipos de trisomías, monomías, etc. Este tipo de mutaciones las podemos considerar negativas.
También existen mutaciones positivas. Por ejemplo, si hay hombres blancos y hombres negros, es evidente que es debido a una diferencia genética que afecta, al color de la piel. Si no se cree en la evolución, esto significa que "el creador" (sea Dios, Amón, Zeus, etc) ha tenído que crear, al menos dos "Adan" y dos "Eva" de distinto color. Y si admitimos que existe evolución, una raza ha evolucionado de la otra; en este caso la blanca de la negra al adaptarse a una zona donde hay menos radiciación solar.
A tenor de lo anteriormente expuesto, yo no tengo ni idea del porcentaje de mutaciones positivas y mutaciones negativas hay respecto al total de mutaciones; pero si hay un Dios que dirige la evolución, parece difícil de explicar como en ocasiones dirige las mutaciones de forma positiva para crear distintas razas y en otras ocasiones mutaciones negativas para, por ejemplo, tener niños con Síndrome de Dawn.
Por otra parte, también sorprende que si hay un ser inteligente que dirige la evolución, produzca órganos en los seres vivos que, aunque funcionen, no parecen la mejor solución de las posibles. Por ejemplo:
¿Que sentido tiene que los machos de los mamíferos, entre ellos el hombre, tenga pezones o tetillas, si nunca va a dar de mamar?. Esto tiene explicación desde una evolución aleatoria, no desde una evolución dirigida (como defienden los cristianos católicos) y mucho menos desde una creación sin evolución (como defienden los cristianos protestantes).
¿Que sentido tiene cruzar, a nivel de la garganta, el conducto que conduce aire de la nariz a los pulmones con el conducto que conduce alimentos sólidos y líquidos de la boca al estómago?. Esto, lo único que produce es que pueda entrar gases en el estómago o lo que es peor, líquidos y sólidos en los pulmones.
Si evacuamos sólidos, líquidos y espermatozoides. ¿No sería más lógico evacuar sólidos y líquidos por el ano y dejar el pene para evacuar espermatozoides exclusivamente y así evitar que estos vayan "manchados" de orina?.
¿Que sentido tiene ponerle alas a un ave como el avestruz, para que luego no vuele? Y ¿que sentido tiene crear un ave como un pingüino para que viva bajo el agua?; es como crear algo tan absurdo como un avión submarino.
Podría poner miles de ejemplos que aunque funcionen y sean una maravilla, solo tienen lógica porque han surgido del azar y se han adaptado al medio donde viven.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada